Información Útil sobre el vehículo

Neumáticos:

Se deben tener en cuenta los siguientes aspectos: 

· Presión · Rotación · Alineación y balanceo · Desgaste (marca mínima)

 La presión adecuada de inflado depende exclusivamente del uso particular del vehículo y se encuentra especificada en el parante (y tapa de comb para VW) y en el manual de propietario. Es importante para la durabilidad de los neumáticos realizar los servicios de alineación, rotación y balanceo en tiempo y forma reemplazando los mismos una vez alcanzado los límites máximos de desgaste, según los indicadores de desgaste de la banda de rodadura moldeados en la banda de rodadura de cada neumático.

 La presión incorrecta de los neumáticos puede reducir la economía de combustible, la vida útil del mismo y hacer que su vehículo sea menos seguro de conducir.

Se recomienda controlar la presión de los neumáticos una vez cada 15 días incluyendo la presión del neumático de auxilio.

Combustibles

El comportamiento, la potencia y la vida del motor dependen de manera decisiva de la calidad del combustible. Por ello, se aconseja utilizar nafta de calidad y que la carga de la misma se realice en las estaciones de expendedoras de bandera.

La información referente al octanaje necesario para su motor  se encuentra en la cara interior de la tapa del depósito de combustible.

Frenos.

El desgaste del material de fricción depende en gran medida de las condiciones de tráfico y del estilo de conducir. Especialmente tratándose de vehículos de frecuente utilización en tráfico urbano y breves recorridos, o bien que se conduzcan deportivamente, puede ocurrir que se precise comprobar el espesor del material de fricción antes de lo previsto en el Plan de Asistencia Técnica, para ello puede concurrir a nuestro Servicio de Posventa. 

En una pendiente, se debería meter a tiempo una marcha inferior, para aprovechar la fuerza retentiva del motor. Así se alivian los frenos. Si hay que frenar, no se hará permanentemente, sino a intervalos.

 

Volver